“Infiltrados en el KKKlan”. Las distintas caras del racismo.

El año pasado asistimos al regreso de Spike Lee con Infiltrados en el KKKlan, la película le ha valido su primera nominación a los Oscar a Mejor dirección. Una obra que nos remite a lo mejor del director como Haz lo que debas o La última noche. La película trata sobre un joven afroamericano, Ron Stallworth, que entra al cuerpo de policía en la década de los 70; una época marcada por Vietnam, la gestión Nixon, los movimientos sociales, la música Disco… En este marco, el protagonista iniciará una investigación, infiltrándose en el KKKlan. Spike Lee siempre ha tenido una sensibilidad especial para tratar la situación de los negros en EEUU, tema recurrente en sus films, vuelve hacer gala del dominio del tema en esta película. Hace un retrato de la situación racial del momento, la lucha por los derechos civiles. Además, pone de manifiesto el racismo en Estados Unidos, que a día de hoy se mantiene latente. La mayor virtud de la película es mostrar como  una organización ultraconservadora como KKKlan, es solo la punta del iceberg de un racismo estructural perfectamente integrada en la sociedad. El odio se manifiesta en distintas capas y aspectos. Una película que se apoya en el pasado para explicar el presente.

Racismo cultural

Infiltrados en el KKKlan cuenta con numerosas alusiones  a otras obras  del cine.

La película abre con una escena de Lo que el viento se llevó. La escena, muy significativa, muestra los horrores de la Guerra Civil Americana, un campo lleno e soldados confederados  heridos; al final, vemos una bandera Confederada ondeándose. Una pequeña aclaración: La Guerra Civil Americana o Guerra de secesión (1861 – 65)  enfrentó a los Estados Confederados, secesionistas y defensores de la esclavitud, contra los Estados de la Unión; leales a la Constitución  y al Presidente, Abraham Lincoln. El fin de la contienda, supuso la abolición de la esclavitud; además, del afianzamiento político de los Estados del norte frente a los sureños. El asunto de Lo que el viento se llevo es cómo representan a la ciudadanía del Sur, siendo las víctimas y perdedores de la Guerra.

Escena de Lo que el viento se llevó. La batalla de Atlanta.

 Se hacen numerosas alusiones a El nacimiento de una nación de D.W. Griffith, uno de los clásicos del cine mudo americano. Lo curioso de esta película, rodada en 1915, es la manera en la que fue representado el KKKlan. Se muestran como héroes de la nación, que luchan contra las “maldades” de la población negra. El estreno de la película impulsó el resurgimiento, llevaba inactiva un tiempo, del KKKlan. Durante una de las escenas de Infiltrados en el KKKlan proyectan esta película, ante la admiración de los miembros de la Organización.

Escena de El nacimiento de una nación.

También, en una escena donde se representa un meeting de los Black Panthers; el ponente habla de como Tarzán, una historia sobre un hombre blanco en la selva, era su figura de referencia en su niñez. En el discurso, apunta como este “héroe” se dedicaba a luchar contra los negros, representados como la figura antagónica.

En otra escena, los personajes interpretados por  John David Washington y Laura Harrier hablan de diversas películas del género blaxploitationLos films blaxploitation son películas producidas en los 70 con reparto negro o tema negro, así como películas mainstream de Hollywood que incluyan a un intérprete negro en un papel prominente y que reflejen una ideología influida por el movimiento del Orgullo Negro. Son películas creadas, desarrolladas y, sobre todo, muy publicitadas para audiencias jóvenes, urbanas y negras” (HOWARD, J. Blaxplotation cinema). Ella critica como estas historias, a pesar de contar con protagonistas negros, mostraban estereotipo erróneos, como pueden ser personajes de camellos o gigolós. Por otra lado, Infiltrados en el KKKlan bebe mucho del género en cuanto a estilo.

Todo esto, son ejemplos de como la cultura, en este caso el cine, es propagador de unas ideas racistas. Unos estigmas y  estereotipos mostrados de una manera más o menos intencionadas. El cine, como manifestación cultural enmarcada en un contexto, es una herramienta para entender la mentalidad social de un momento determinado.

Racismo institucional

Uno de los problemas a los que se enfrenta una sociedad es a la presencia de la discriminación en sus instituciones. En la película se muestra como un policía tiene un continuo comportamiento racista hacia el protagonista. Este mismo personaje protagoniza escenas en las que abusa de su autoridad contra los negros. Además, se ve como algunos individuos ligados al Klan forman o formaron parte del ejército. Esto trae un asunto de gravedad, cómo confiar en las instituciones que velan por nuestra seguridad, si desde éstas se ejerce el odio, la discriminación y la violencia. Al final se cierra con éxito el caso y Ron Stallworth consigue detener a los miembros del Klan. Aunque este éxito sabe aguado, cuando al protagonista le mandan sus superiores que finalice con la infiltración en la Organización.

Racismo político

La película muestra ese paralelismo entre la opinión social y la opinión política. En cierta escena se dice del líder del KKKlan como “otra forma de vender el odio”. Este líder, David Duke, aparenta ante el público, pero es quien exalta a los sectores más radicales. El racismo, la homofobia, el machismo o cualquier otra forma de odio, son ideas insertas en nuestra sociedad, que los casos más extremos toman se exaltan de manera radical. Esta exaltación existe porque previamente se ha alimentado desde la política. Unos políticos que articulan un discurso del odio, pero saben maquillarlos, saben dotarlos de cierta corrección. Un ejemplo reciente, VOX cuando habla de violencia doméstica para negar la violencia machista; ahí se está maquillando un discurso puramente machista. Uno de los motivos del resurgir de la ultraderecha se debe a que han actualizado su discurso, retomando la cita de la película,  es “otra forma de vender el odio”. Además, vemos a los miembros del KKKlan proclamar “America first”; y en la parte final de la película, nos remitimos a los Sucesos de Charlottesville. Esto último nos enseña, que a pesar de que pase el tiempo, ciertos sectores sociales no han cesado en su odio, sino que han sido apartados, en el mejor de los casos, del foco de la opinión pública.

John David Washington y Laura Harrier en una escena de Infiltrados en el KKKlan.

Uno de los debates más interesantes que se plantean en el film es el cómo combatir el racismo. Dos posturas típicas de una lucha, desde dentro del sistema o desde fuera. El personaje de Laura Harrier, junto los Black Panthers, es partidaria de combatir el problema de manera directa: manifestaciones, concentraciones, discursos… Mientras que Ron Stallworth, como miembro del cuerpo de policía, plantea el cambio desde las instituciones. En cualquier caso, en la película vemos las tensiones de los personajes en torno a este debate. En cierto punto, Spike Lee parece ironizar sobre “los extremos se tocan”, cuando el director alterna las proclamas “Black power” y “White power”. Desde los medios se ha dado la peligrosa idea de que no dejar expresar un discurso, que tiene un odio implícito, te convierte en un intolerante. El filósofo, Karl Popper, en su teoría de “La paradoja de la tolerancia”, hablaba de como una tolerancia infinita lleva a la desaparición de la tolerancia: “Si extendemos la tolerancia ilimitada aun a aquellos que son intolerantes; (…), el resultado será la destrucción de los tolerantes y, junto como ellos, de la tolerancia(POPPER, K. La sociedad abierta y sus enemigos.).

Infiltrados en el KKKlan es una vuelta al mejor S. Lee. Una película interesante en contenido, como en forma. Respecto al contenido, que es el objeto de mi opinión, es interesante la manera en la que película hace visible la complejidad social que es una idea de odio como el racismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: