Ciudadanos y el colectivo LGTB+, políticas de blanqueamiento detrás del arcoíris

El pasado 6 de julio tuvo lugar el acto central de las celebraciones reivindicativas del orgullo LGTB de Madrid, la manifestación. Este año, las reivindicaciones estaban orientadas a conmemorar a los activistas mayores del colectivo, aquellos que primero se echaron a las calles para reclamar su libertad, los pioneros en mostrarse orgullos de ser como eran, los que conquistaron, con un esfuerzo titánico, los primeros derechos de una minoría históricamente oprimida. Dentro de este gran acto de reivindicación, libertad y celebración, se vivió un pequeño incidente cuando miembros del partido político Ciudadanos, no invitados por la organización a participar en el evento, irrumpieron sin permiso en la marcha. Los gritos de “fuera”, “no pasarán”, “Madrid será la tumba del fascismo”, “hipócritas”, “ni un paso atrás” o “esto os pasa por liaros con los fachas” recibieron, junto con una multitudinaria sentada, a la delegación de Ciudadanos, que finalmente tuvo que ser apartado de la manifestación para que la marcha pudiera transcurrir con normalidad.

Al término de la manifestación, una de las caras más populares del partido liberal español, Inés Arrimadas, dio una pequeña comparecencia ante la prensa para calificar la jornada como “un día de infamia” y para reivindicar la presencia de Ciudadanos en el orgullo, hecho que desató una oleada de ruedas de prensa, declaraciones y tweets por parte de miembros del autodenominado partido naranja en las que se denunciaba el incidente, se reivindicaba el papel de ciudadanos en cuanto a la legislación por los derechos del colectivo y, de paso, se exageraba lo ocurrido con fines oportunistas que acabaron con peticiones de dimisión para el ministro Marlaska y acusaciones de odio hacia Podemos.

Pero lo sucedido a Ciudadanos en el orgullo no fue algo casual, sino algo orquestado por las altas esferas del partido para crear una situación que les victimizase en un momento difícil para la tercera formación política de España como consecuencia de su política de pactos y acercamiento con la extrema derecha. Pero jugar con los derechos humanos, y más concretamente con los derechos de este colectivo que tanto ha sufrido, no supone ninguna novedad en la línea de actuación del partido. Así, el pasado mes de febrero, el grupo parlamentario del partido en la Asamblea de Madrid, presento una propuesta de ley para que el orgullo fuera declarado dentro de la Comunidad como una fiesta de interés turístico, denominación que no otorga ningún tipo de privilegio a la celebración, un mero postureo que serviría para ofrecer una imagen de moderación por parte del partido sin ofrecer ningún tipo de compromiso ideológico o político que pudiera traducirse en una ventaja para el colectivo.

Lo mismo ocurrió en el Ayuntamiento de la capital, donde, formando ya parte del gobierno local, permitieron que las pancartas del orgullo fueran recortadas, eliminando así las proclamas reivindicativas de las mismas donde se rendía homenaje a los mayores del colectivo.

Pero, posiblemente, el mayor ejemplo de política de blanqueamiento por parte de Ciudadanos mediante el uso de símbolos del colectivo LGTB lo encontremos en la que ha pasado a ser conocida como la manifestación de Colón, aquella en la que PP y Ciudadanos dieron la bienvenida a la política nacional, aún sin contar con escaños en ninguna de las dos cámaras que configuran las Cortes Españolas, Congreso y Senado, al partido de extrema derecha Vox. El motivo de esa manifestación, que alumbró lo popularmente conocido como “El Trifachito”, era el de pedir la dimisión del presidente Sánchez con motivo de sus pactos con los independentistas. A pesar de esto, y sin guardar ningún tipo de relación, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se subió al escenario rodeado de banderas arcoíris, aquellas que representan la lucha histórica del colectivo LGTB, haciendo una nueva demostración de postureo, de utilización vacía de los símbolos, aspiraciones, reivindicaciones y luchas de una minoría continuamente maltratada con el simple objetivo de aportar un poco de color a una jornada donde tanto los lemas enarbolados como los participantes invitados constituían una mezcla demasiado radical para un partido que se dice miembro de la familia liberal europea.

En este sentido, la asistencia por parte de ciudadanos a la marcha del Orgullo de Madrid el pasado mes de julio no tenía otra finalidad que la de proseguir con las ya comunes políticas de blanqueamiento que el partido lleva desempeñando desde hace ya tiempo. Se buscaba dar una imagen amable, mostrar la cara dulce de un partido que se “preocupa” por las minorías, que quiere estar con ellas y que defiende su causa. Pero nada más lejos de la realidad. Ciudadanos nos es un partido con fobias hacia el colectivo LGTB+, como si lo pueda ser Vox, pero no es un partido que tenga una relación horizontal y fluida con las asociaciones y colectivos, así como tampoco muestra tener un compromiso ideológico en pro de esta minoría. Por el contrario, lo único que Ciudadanos ve en este colectivo es un conjunto de símbolos que, aislados y en abstracto, pueden servirle para marcar diferencias con otras formaciones, PP y Vox, hecho que amplía su margen de influencia política y extiende sus caladeros de votos. El colectivo LGTB+ es para Ciudadanos, en definitiva, como una prenda bonita que vestir para deslumbrar al público el día que no tienes nada bonito que ofrecer a nivel personal, un pincel de arcoíris que blanquea la connivencia de la formación con la extrema derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: