Francia ruge. Sobre el movimiento de los chalecos amarillos

Este martes 4 de diciembre el Gobierno francés, de la mano del Primer Ministro de Francia, Édouard Philippe, comunicaba el fin provisional de la subida de impuestos sobre los carburantes. Esta medida tiene como fin la de calmar los ánimos del movimiento de los chalecos amarillos y ante el temor de una IV jornada de protestas. Todo ello tras que el Presidente, Macron, declara que no iba a ceder ante las revueltas ciudadanas.

La revuelta de los chalecos amarillos tiene su origen tras anunciarse la subida de los impuestos en los carburante. Esta medida terminaría por afectar a las clases trabajadoras que necesitaban trasladarse a los distintos centros urbanos para poder trabajar. Este impuesto afectaría a la economía de sus hogares. Bien es cierto, que la cuestión de los carburantes ha supuesto la gota que colma el vaso para una sociedad francesa harta de las políticas del neoliberal, Macron. La huelga de ferroviarios o la reforma laboral supondrían el prólogo que culminaría en el movimiento de los gilets jaunes, sacudiendo toda Francia.

¿Pero quiénes son estos chalecos amarillos? Bien, se trata de un grupo muy heterogéneo de ideologías diversas, agrupados en un un gran movimiento ciudadano: trabajadores, sindicatos, estudiantes… Entre sus reivindicaciones, aparte de abolir la propuesta de los carburantes, encontramos: jubilación a los 60, restablecimiento del impuesto a as grandes fortunas, subida del salario mínimo y revivir los servicios públicos. No es de dudar que el oportunismo político apareció en escena; tanto la izquierda de Mélenchon (La Francia Insumisa), como la ultraderecha de Marie Le Pen (Frente Nacional) han querido apropiarse, en mayor o menor medida, del Movimiento.

Las acciones de los chalecos amarillos se han ido desarrollando durante tres jornadas, en lo que ha sido una serie de marchas, manifestaciones, bloqueo de carreteras, bloqueo de escuelas, levantamiento de barricadas; destrozos de coches, sedes bancarias, tiendas de lujo… Ante ello, el Estado empleo al cuerpo de policía como medida represiva. Los enfrentamientos entre policías y manifestantes se saldaron en 130 heridos y 288 en París; además de tres fallecidos en toda Francia. Frédéric Lagache, jefe del sindicato de policías francés, en una infame declaración, abogaba por la intervención del ejército.

Además de las represiones policiales, se unieron las críticas por parte del Gobierno y de los principales medios generalistas franceses. Tildando el movimiento de los chalecos amarillos de ultra-violento y carente de sentido. El Gobierno se escudaba en la premisa de que la subida de los carburantes era una medida de carácter ecológico. Estas críticas parecen no disuadir a la ciudadanía y se estima que ocho de cada diez franceses está a favor de los chalecos amarillos.

Pero no nos alejemos de la realidad, esta medida de falso envoltorio verde, es cuanto menos insuficiente. Macron tratará de vender que es de carácter ecológico; cuando el ya apodado, presidente de los ricos, ha reducido el impuesto a los más ricos, flexibilizar el mercado laboral y recortado en gasto público. La subida de los carburantes es una medida que trata de equilibrar los desfases provocados por estas medidas. Un desequilibrio que lo pagarán la clases trabajadoras. En Francia no convence este discurso ecologistas, piensan que es injusta e insuficiente, y deben plantearse alternativas más retributivas. “Que se compre un coche híbrido o eléctrico” díselo tú a quiénes puedan permitírselo.

El movimiento ciudadano, nuevamente, hace frenar al Gobierno. De momento, las manifestaciones ya convocadas siguen en pie y se planea una gran movilización para el 14 de diciembre. El pueblo ruge, se desempolvan recuerdos del Mayo 68 y Francia comienza a pedir la “cabeza” de Macron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora